Sistemas de gobierno

Estándares de Conducta

Como se indicó previamente, un elemento fundamental en el sistema de cumplimiento es el Código de Conducta. Este define y desarrolla los fundamentos del comportamiento ético y las pautas de actuación necesarias para preservar una de las principales fuentes de creación de valor: la integridad corporativa.

Otro mecanismo clave en la gestión de riesgos es el denominado canal de denuncia, antes conocido como actitud responsable. Tal y como señala el Código de Conducta, preservar la integridad corporativa de BBVA Continental trasciende de la responsabilidad personal sobre actuaciones individuales y requiere el compromiso de todos los colaboradores para poner de manifiesto –mediante una oportuna comunicación– aquellas situaciones que consideren éticamente cuestionables según el contenido del código, incluso si se trata de acciones que escapan de su responsabilidad.

Este establece los posibles destinatarios de dichas comunicaciones. Entre otras obligaciones, ellos deben preservar el anonimato de la persona que ha comunicado preocupaciones legítimas sobre un eventual incumplimiento de la legalidad vigente o situaciones que puedan ser cuestionables desde un punto de vista ético.

El Grupo cuenta con canales de denuncia en todas las jurisdicciones donde tiene filiales. También posee un canal central corporativo a disposición de todos sus integrantes, gestionado desde Madrid.

Para la recepción de este tipo de comunicaciones están habilitadas direcciones físicas, líneas telefónicas y buzones de correo electrónico. La información se encuentra disponible en la Intranet del Grupo.

Durante 2015, el Grupo ha continuado con la aplicación de medidas reforzadas de cautela, dirigidas a las personas políticamente expuestas (PEP). Estas iniciativas ya fueron implantadas anteriormente y recogidas en el procedimiento corporativo de actuación para el establecimiento de relaciones de negocio con el colectivo PEP.

Finalmente, el Código de Ética en los Mercados de Valores está conformado por las pautas establecidas en el Código de Conducta del Grupo en relación con los mercados de valores. Incorpora una serie de principios y criterios generales de actuación basados en la regulación local o que son aceptados en otros países. El documento recoge las pautas de actuación que toda persona que integre el Grupo debe observar en relación al tratamiento de la información privilegiada, prevención de la manipulación de cotizaciones, gestión de potenciales conflictos de intereses que pudieran surgir y operativa por cuenta propia de los empleados en los mercados.

Además de estos mecanismos, la entidad se ha dotado de otros instrumentos específicos para la gestión de compromisos básicos en cada área. Los más importantes son:

  • Reglamento interno de conducta en el ámbito de los mercados de valores.
  • Estatuto de la función de cumplimiento.
  • Código ético para la selección del personal.
  • Principios aplicables a los intervinientes en el proceso de aprovisionamiento de BBVA.
  • Principios de gestión de riesgo y manual de políticas de gestión de riesgo.
  • Normas de relación con personas y entidades de relevancia pública en materia de financiaciones y garantías.

En lo que respecta a la conducta en los negocios, durante 2015 el Sistema de Cumplimiento ha continuado su actividad orientada a la protección del cliente de la siguiente forma:

  • Evaluando los riesgos para los clientes asociados a los productos, servicios y actividades del Grupo, y promoviendo o implantando medidas para su mitigación a través del refuerzo de la información provista a los usuarios sobre sus características, riesgos y costes. El pleno cumplimiento en los diversos comités de nuevos productos del Grupo evidencia que esta dimensión de la comercialización se tiene en consideración y se evalúa en todo momento.
  • Colaborando continuamente con las unidades de desarrollo de productos y negocios con el fin de incorporar en sus proyectos la visión de protección al cliente desde el momento de su creación.
  • Manteniendo actualizado el marco normativo interno para la correcta comercialización de productos y servicios por la entidad.
  • Participando en los proyectos de mejora y actualización de los procesos comerciales y de los sistemas informáticos que dan soporte a la entidad. El objetivo es garantizar su alineamiento con las mejores prácticas de protección de los intereses de los clientes.
  • Promoviendo iniciativas de comunicación y formación dentro de las redes comerciales y departamentos que les dan apoyo.
  • Evaluando las medidas vigentes en la entidad frente a reclamaciones de clientes, revisiones de auditoría interna y externa, y exámenes y requerimientos de los reguladores.

Asimismo, el Grupo ha continuado sus actividades para asegurar el adecuado conocimiento e interiorización por parte de sus integrantes sobre estándares de comportamiento contenidos en el Código de Conducta del Grupo, que incluyen compromisos en materia de anticorrupción.

Cumplimientos legales

En 2015 no se ha registrado ninguna multa elevada que afecte negativamente al monto total facturado por el Banco durante el período en revisión.

En el referido año  hubo 121 sanciones, que equivalen a un monto de 302.88 UIT.

Tampoco se han registrado sentencias firmes por demandas de colaboradores o sus representantes debido a incidentes de tipo discriminatorio relacionados con las condiciones laborales. Así se dan por cumplidas las disposiciones de la legislación laboral vigente y las establecidas en los convenios colectivos.

En la prensa escrita no se reportaron temas polémicos que afecten a BBVA Continental en términos de sostenibilidad. Tampoco se han registrado sanciones o multas en materia medioambiental.